HACEN UNA PAUSA EN LAS PRUEBAS DE LA VACUNA DE OXFORD CONTRA LA COVID-19

Un vocero del laboratorio AstraZeneca, que desarrolla la vacuna, explicó que es «una acción de rutina», que se pone en práctica para «permitir la revisión de la información» sobre un paciente. La Argentina va a producir entre 150 y 200 millones de dosis de la vacuna. Los especialistas esperan tener una producción a gran escala para 2021, pero buscan que las primeras dosis estén disponibles para fin de año.

El laboratorio AstraZeneca, que está desarrollando la vacuna contra la Covid-19 junto a los investigadores de la Universidad de Oxford, anunció que suspende los estudios debido a una «posible reacción adversa» en un voluntario del Reino Unido. Se trata de la vacuna que se producirá en Argentina.

La información fue difundida por el sitio especializado Stat News, a raíz de la declaración de un portavoz del laboratorio: “Como parte de las pruebas aleatorias y controladas de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford a nivel global, nuestro proceso de revisión estandar disparó una pausa en la vacunación para permitir la revisión de la información del paciente», afirmó.

El vocero explicó que la suspensión se enmarca en «una acción de rutina» que tiene que aplicarse «cuando, durante el desarrollo de las pruebas, tiene lugar una enfermedad que potencialmente no tenga explicación». El objetivo de la decisión, asegura, es que se «mantenga la integridad de las pruebas».

A su vez, el portavoz señaló que la empresa trabaja para acelerar la revisión de este caso particular para «minimizar el posible impacto en el cronograma de prueba».

Otra fuente cercana a la investigación le relató a STAT que los profesionales que participan en el estudio fueron informados acerca de la medida y que el motivo fue un «exceso de precaución». Además, otra persona que se comunicó con el medio y prefirió mantener el anonimato, advirtió que este hallazgo está impactando tanto otros ensayos clínicos de la vacuna de AstraZeneca como estudios de fabricantes de otras vacunas.

De acuerdo al portal estadounidense, las suspensiones temporales en los ensayos clínicos no son extrañas y no está claro cuánto puede durar la de este estudio. No obstante, el progreso de la prueba de AstraZeneca, y los de todas las vacunas Covid-19 en desarrollo, se están siguiendo de cerca dada la urgente por frenar la pandemia del coronavirus.

Actualmente hay nueve vacunas que se encuentran en la Fase 3 de su investigación. Esta es la primera vez que se conoce que un estudio tan avanzado ha sido suspendido. De acuerdo a la fuente anónima que cita STAT, los investigadores de estudios similares buscan casos de reacciones adversas del mismo tipo, revisando las bases de datos de seguridad, donde se ponen en común estos problemas en distintos productos.

A finales de agosto, AstraZeneca inició la fase 3 de su investigación y el ensayo se realiza en 62 puntos del país, aunque algunos todavía no han seleccionado a sus participantes. Antes de esta fase, la compañía llevo a cabo ensayos en fase 2/3 (la anterior) en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

A medidados de agosto, el presidente Alberto Fernández anunció que Argentina va a producir entre 150 a 200 millones de dosis de esta vacuna.

La Universidad de Oxford junto a la farmacéutica sueco-británica AstraZeneca tienen el ensayo clínico en Fase 3 de la vacuna que utiliza un adenovirus modificado de chimpancé, que se está desarrollando en Brasil, Estados Unidos, Sudáfrica y Reino Unido.

Los especialistas esperan tener una producción a gran escala para 2021, pero buscan que las primeras dosis estén disponibles para fin de este año.

Según la revista médica The Lancet , la vacuna se presenta como segura para el sistema inmunitario y puede producir anticuerpos.

Los ensayos realizados en fase 1 y 2 en alrededor de 1.077 voluntarios mostraron que la vacuna los llevó a producir anticuerpos y tuvo una reacción favorable en las «células T», dentro de los 14 días de la vacunación.