IMPUTARÁN AL MÉDICO POR PRESUNTO ABUSO SEXUAL SIMPLE CONTRA UNA MENOR

El proceso de imputación será el miércoles. Se afirmó que la fiscala de Violencia Familiar y de Género de Tartagal “actuó de oficio”, porque la madre de la menor no quiso radicar la denuncia.

La fiscala de Violencia Familiar y de Género de Tartagal (ciudad cabecera del departamento San Martín), Lorena Martínez, imputará este miércoles a un médico por presunto abuso sexual simple en perjuicio de una menor.

El médico denunciado es apuntado por al menos dos mujeres de haberles pedido 20 mil pesos o en su defecto, tener relaciones sexuales con él, a cambio de hacerles un aborto. Pero este delito aún no se lo imputará, dado que en principio las actuaciones se harán por tocamientos inapropiados durante la revisión física de una chica menor de edad.

En la denuncia realizada ante la fiscalía por una profesional de la Salud del Hospital de Tartagal el 30 de octubre de 2020, se dio a conocer sobre prácticas médicas no permitidas por el médico sobre una adolescente de 15 años que lo vio en su consultorio privado a raíz de un aborto no deseado.

La médica tomó conocimiento de la intervención de quien también es su colega en el Hospital Público, cuando la joven rompió en llanto al contarle lo que el médico le había pedido para hacerle el aborto. Finalmente la profesional trato a la chica con misoprostol desde la parte pública.

Según explicaron las fuentes fiscales a Salta/12, la citación del médico para este miércoles es a razón de los presuntos tocamientos inapropiados a la menor. Mientras, también se pretende delimitar otro delito por las intenciones de cobrar los abortos con sexo o dinero. Estiman que incluso esto podría surgir de la declaración de la chica en una Cámara Gessel. También se prevé colectar actuaciones administrativas del Hospital o inicio de sumarios para poder configurar este otro delito.

Las fuentes sostuvieron que la Fiscalía norteña actuó de oficio dado que la madre de la chica menor de edad no quiso radicar la denuncia. Por el momento, dio intervención a la Asesoría de Menores, al juzgado de Violencia y a la Defensoría de Género. Se afirmó además que “la adolescente está en alta situación de vulnerabilidad, vive con padre y abuela paterna, y otro tiempo, con la madre”. Cuando acontecieron los hechos denunciados por la profesional de la Salud, la madre dijo que no estaba con su hija, y por ello no radicó la denuncia.

Por el momento, tampoco hay denuncia penal de otra mujer de 31 años que afirmó ante profesionales del Hospital que tuvo similar ofrecimiento del médico denunciado. En su caso terminó pagando el aborto, y luego fue atendida en el Hospital público por haber quedado con secuelas que afectaron su salud.

Al momento de haberse realizado la denuncia en 2020 primero, y la presentación por escrito con la descripción del caso de la mujer de 31 años en marzo de 2021 después, había en el hospital norteño dos profesionales de la Salud que no adherían a la objeción de conciencia. El médico imputado era objetor en la parte pública, y cobraba los abortos en la parte privada. Según se pudo conocer recientemente, ahora habría una sola profesional de la Salud que atiende las interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), en Tartagal.