LA RECAUDACIÓN SE RECUPERA DE A POCO

La variación interanual sigue estando por debajo de la inflación del período, que es del orden del 42 por ciento. Sin embargo, implica una mejora frente a los meses previos gracias al comportamiento del impuesto a las Ganancias, que venció el mes pasado.

La recaudación tributaria registró en agosto una suba del 33,5 por ciento en relación al mismo mes del año pasado, lo cual constituye la mejor marca desde marzo, informó la AFIP. La variación interanual sigue estando por debajo de la inflación del período, que es del orden del 42 por ciento. Sin embargo, implica una mejora frente a los meses previos gracias al comportamiento del impuesto a las Ganancias, que tuvo vencimiento el mes pasado a diferencia de lo que ocurrió en 2019, cuando venció en junio. En cambio, el IVA siguió muy por debajo de la media. El mes pasado, el impuesto PAIS, relacionado a la venta de dólares, recaudó 21.889 millones de pesos y desde su implementación acumula recaudados 89.611 millones de pesos.

El impuesto al valor agregado (IVA) «continúa afectado por el menor dinamismo en la actividad económica asociado a las medidas implementadas desde mediados de marzo para evitar la propagación del coronavirus. El mayor acogimiento a Planes de Facilidades de Pago por deuda corriente también incidió sobre la recaudación por este concepto», explicó la AFIP.

Los ingresos tributarios por el IVA alcanzaron en agosto hasta los 157.976,7 millones, lo cual implica un aumento de apenas el 11,7 por ciento con relación al mismo mes del año pasado. En ocho meses, el incremento en la recaudación acumulada del IVA es del 18,6 por ciento. La evolución del IVA suele tomarse como termómetro de la marcha del consumo en el mercado interno.

Otra usual medida de la temperatura de la actividad económica se toma a partir de la recaudación del «impuesto al cheque», el cual permitió al Tesoro absorber en agosto 38.506 millones de pesos, un aumento interanual del 20,7 por ciento. En ocho meses, la suba de este tributo es del 30,5 por ciento, más de diez puntos por debajo de la inflación.

El tributo de mejor desempeño en agosto fue Ganancias, que permitió recaudar 141.115 millones de pesos, un incremento interanual del 37,4 por ciento. «La mejora en los ingresos por este concepto se explica por la presentación de las declaraciones juradas y el pago de los saldos del Impuesto a las Ganancias para las personas humanas. Como parte de las decisiones implementadas para aliviar la situación de los contribuyentes, los vencimientos previstos para junio fueron prorrogados en dos oportunidades. También operó el ingreso del impuesto cedular, a la renta financiera y la venta de inmuebles», explicó AFIP. En ocho meses, el avance de Ganancias es del 19 por ciento.

En el caso de la seguridad social, el incremento de agosto frente al mismo mes del año pasado es del 22,1 por ciento. Los aportes personales avanzaron un 24,3 por ciento, mientras que las contribuciones patronales, un 22,2 por ciento.

El magro desempeño de los impuestos vinculados al mercado de trabajo formal se explica por varias razones. En primer lugar, hay un fuerte retraso en las actualizaciones salariales, con paritarias en suspenso de forma masiva. Además, se registra un deterioro en la cantidad de puestos de trabajo formales, de unos 400 mil empleos asalariados frente al año pasado. Adicionalmente, el gobierno implementó una serie de medidas de reducción impositiva para amortiguar el impacto económico de la pandemia. En este punto, se destacan la prórroga del pago de las contribuciones patronales y la reducción en la alícuota para algunos sectores beneficiados por el programa ATP.

En el caso de Bienes Personales, en agosto se recaudaron casi 44 mil millones de pesos, cerca de la mitad de los 99 mil millones que se acumulan desde enero, que implican un avance del 462 por ciento frente a los ocho primeros meses de 2019. En agosto, la suba se dio por la presentación de las declaraciones juradas. También incidió el incremento en la alícuota que estableció la ley solidaridad y reactivación productiva.