OTRA DENUNCIA CONTRA MACRI, ARRIBAS Y MAJDALANI: GASTARON 20 MILLONES EN NEGRO POR UN SOFTWARE DE ESPIONAJE ILEGAL

La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Cristina Caamaño realizó una nueva denuncia por el uso de los fondos reservados de los espías.

Mauricio Macri, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani usaron fondos reservados de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para adquirir un software de espionaje ilegal junto a otros programas para trabajo administrativo, todos con sobreprecios y por contratación directa. En el sistema de espionaje gastaron más de un millón de dólares, en la compra de Licencias de Bases de Datos Oracle pagaron 30 millones de pesos y en un software de gestión de expedientes jurídicos más de 3 millones de pesos.

El software de espionaje ilegal que compraron Macri y sus jefes de inteligencia cloacal se llama “OpenMind”, que traducido es “Mente Abierta”. Según informaron desde la actual intervención de la AFI, fue una “contratación directa de una licencia de software denominado ‘OpenMind’, herramienta informática que se utiliza para la recolección y análisis de fuentes abiertas de Internet, todo ello en miras de ser empleada para la Conferencia de la Organización Mundial de Comercio que tendría lugar cuatro meses después en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Todo esto está prohibido por la Ley de Inteligencia, por lo que además de la compra sin controles era una herramienta que no debían utilizar.

Los datos surgen de una nueva denuncia que realizó Cristina Caamaño, la actual interventora de la AFI, en la que pidió la indagatoria de Macri, Arribas y Majdalani junto a otros directores de la casa de espías por los delitos de administración fraudulenta, negociaciones incompatibles y violación de los deberes de funcionario público. La causa recayó en el juzgado de María Romilda Servini, que deberá investigarlo junto al fiscal del lawfare Eduardo Taiano.

Apenas asumió la presidencia Macri le devolvió los fondos reservados a la AFI. Ahora se empieza a conocer para qué los usaron. Esta nueva denuncia involucra U$S 1.430.000 y $ 33.309.880. “Sumado a las anteriores dos denuncias presentadas durante el mes de agosto, se solicitó a la justicia la investigación de compras y contrataciones por un total de U$S 2.203.641 y $ 47.198.824, ejecutadas por la anterior gestión de la AFI”, informaron desde el organismo.

En la denuncia consta que el 13 de octubre de 2017 se emitió una orden de compra de ese software por 1 millón de dólares (de acuerdo al tipo de campo en ese entonces, unos 17.500.000 pesos), al mes siguiente una renovación anual por 127.000 dólares y luego un pago trimestral de 30.000 dólares. También que ese mismo mes Arribas y Majdalani compraron servidores, equipamiento y otros softwares necesarios para implementar el sistema “OpenMind” por 306.859 dólares. Todos estos gastos, sumados, alcanzan los 20 millones de pesos.

“UN MILLÓN DE DÓLARES de fondos públicos para la obtención de una simple herramienta informática, justificado ilegítima e irracionalmente en la celebración de un evento internacional”, afirma la denuncia. Y la intervención de la AFI agregó: “todo ello sin jamás solicitar un precio testigo a la Sindicatura General de la Nación -atento a lo excesivo del monto y la exclusividad del servicio por el proveedor- al tiempo que tampoco se justificó la utilización del pago en moneda extranjera –dólares-, ajena al curso legal”.

El caso del espionaje en la conferencia de la OMC fue publicado por El Destape, como una de maniobras de espionaje ilegal masivo desatadas por la AFI macrista. Lo más insólito del caso es que, según informaron desde la intervención de la AFI, “parte de los bienes comprados fueron recibidos recién en febrero de 2018, es decir, dos meses después de finalizado el mencionado evento internacional, lo que evidencia la manifiesta ineficacia, debido a los incumplimientos de la debida planificación”.

Macri, Arribas y Majdalani también gastaron 30.129.395 pesos en la compra directa de Licencias de Bases de Datos (Oracle) a la firma Preteco S.A. “Se pagaron más de 30 millones pesos por un sistema operativo del que únicamente se utiliza una parte de él y, como mayor agravante, existen otros software libres que no sólo sustituyen a Oracle, sino que son mucho más eficientes”, indicó la interventora Caamaño.

Por último, Arribas y Majdalani también hicieron una contratación directa de un software de gestión de expedientes jurídicos a la empresa One Finger. “Un dedo” y “Mente Abierta”. En este caso tampoco hubo controles y, según informaron de la AFI, se pagaron “$3.180.485, cifra que se ubica un 36% por encima de la propuesta de otro oferente que resultó desestimado por presentar un ‘precio elevado’”.

“Cabe agregar que la actual intervención de la AFI encontró el referido software parcialmente instalado y con su desarrollo incompleto, por lo cual de querer utilizar el mismo esto no sería posible”, agregaron desde la AFI y la interventora Caamaño afirmó que “lamentablemente, o intencionadamente- se fueron en pago más de tres millones de pesos en un software inutilizable”.